¡Vive! Ya llegará el glorioso despertar.

¡Vive! Ya llegará el glorioso despertar.

¡Vive! Ya llegará el glorioso despertar.

En semanas pasadas he batallado con un poco de ansiedad y durante una crisis fuerte llamé por teléfono a unos amigos para que me hicieran el favor de acompañarme a un médico. Me revisaron y como en la mayoría de las crisis de ansiedad solo me dijeron “Usted se encuentra bien, pero necesita relajarse”. El médico me recetó un tratamiento para la ansiedad y bueno, Dios es bueno. Comencé con el tratamiento esa misma noche, pero a la mañana siguiente me encontraba agotado, con ansiedad, pero de cierto modo resignado a que tendría que soportar algún tiempo a que esto pase. Ese segundo día mi esposa asistió a un congreso de mujeres por lo que yo le pedí a mi amigo (que anteriormente me acompañó) si podía pasar el día acompañándolo en sus actividades, ya que su esposa también se encontraba de congreso.

Ese día fue pesado durante el transcurso de la mañana, pero llegó un momento en el día donde me fastidié de mi condición y oré: “Dios, ¿por qué me siento así? ¿acaso ya va a llegar mi hora? ¡Y la verdad es que me da mucho miedo pensar en eso!”. En ese momento un suave susurro me dijo: “Mira”. Y en ese momento pude sentir una paz indescriptible, y ver o imaginar, no se como describirlo, una gran luz, y alguien extendiéndome su mano. “Mi Señor” fue lo único que pude decir, antes de recibir un gran y cálido abrazo, y se acabó, fue prácticamente unos segundos los que Dios me mostró para mi tranquilidad. Y luego una voz en mi mente, fuerte y clara. “Eso que te mostré es como un glorioso despertar, y esos segundos debes recordarlos toda tu vida, porque así será, pero falta mucho para despiertes. Mientras tanto, ¡Vive!, no desperdicies tu vida preocupado, ¡Vive, Vive para Mí!, pues el propósito que Yo tengo para ti, se cumplirá”

¡Wow! No se cómo te sientas en este momento o si estás pasando por alguna preocupación que supera tus posibilidades, pero Dios me ha dado la encomienda de compartir esto, y decirle a sus hijos: ” ¡Vivan para Mí!, el glorioso despertar ya llegará, pero mietras tanto hay una vida completa para dedicarle al Señor”.

Pero si estás leyendo esto y no estás seguro de tener una relación con Jesucristo, y no sabes que sigue después de esta vida ¡Necesitas a Jesús! Ríndete ante Jesús, y confiésale que no has sido la persona que Él espera que seas, que has fallado, has pecado en contra de Él, pídele que entre a tu corazón y sea tu Salvador y el Dueño de tu vida. Puedes cerrar tus ojos y decírcelo en este momento. Y esperar pacientemente ese glorioso despertar, pero mientras tanto, ¡Dedica tu vida a conocer y caminar junto a Jesucristo!.

Me gustaría saber de ti. Y Cómo Dios trabaja con tu vida, o como te gustaría que lo hiciera. Mientras tanto ¡Dios te bendice amigo o amiga!

Por | 2018-03-29T08:56:48+00:00 marzo 29th, 2018|Ansiedad|Sin comentarios

About the autor:

En 2008 luego tropezar mucho me encontré con el Señor gracias a una amiga y compañera universitaria. Y luego de casi 10 años de conocer y servir al Señor me he inclinado y preparado mucho para ayudar a los ministerios en su crecimiento online pues la generación actual necesita ser alcanzada por el Evangelio y la iglesia necesita ponerse manos a la obra.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: